NOTICIAS

Loading...

miércoles, 28 de diciembre de 2011

LA PROBLEMÁTICA DE LAS PENSIONES NO ES DE POCA MONTA.

LA PROBLEMÁTICA DE LAS PENSIONES NO ES DE POCA MONTA.
Me decía el Amigo Juan José Orrego que la problemática de los pensionados está por encima de si se nos paga una mesada de mas ó de menos, si se nos incremente x ó y porcentaje,   si es legal que se nos cobre el 12% de la salud  cuando debería ser el 4% y muchas otras cosas que agobian a los que estamos  pensionados felizmente para unos, ó desdichadamente para otros, bajo este sistema de reconocimiento por parte del estado para los trabajadores que han laborado durante muchos años para poder disfrutarlo, y tiene razón en su apreciación.
No es el ahora el que debería preocuparnos a más de lo que ya anote, es la sostenibilidad del sistema en el tiempo. Llegara el momento en que el estado despilfarrador, no tenga como pagar las pensiones de los que están terminando su vida laboral, ó lo más grave, a los que han venido viviendo de una pensión y que quedaran en el peor de los escenarios.
 Los grandes grupos financieros del país dividieron el sistema  y debilitaron el de  Régimen Prima Media. La pirámide se invirtió  y a ahora los que están pensionados, empieza a ser más que  los que los que actualmente  cotizan para mantener el financiamiento de los que ya lo hicieron. El Estado hizo  en determinado momento un pataleo para que los que habíamos emigrado a los fondos privados, retornáramos prácticamente obligados al ISS cuando el daño ya estaba hecho, pero solo lo hicimos los que devengábamos en la gran mayoría salario no muy altos, los que tenían ingresos mayores a 15 salarios mínimos, se mantuvieron en los privados y debilitamos el sistema. 
Este panorama hay que decorarlos con las infamias que se han cometido con las pensiones en  donde se han robado miles de millones de pesos ante la indolente reacción del Gobierno que tiene su caja menor de puestos políticos en este tipo de organismos.  Ahora, y en esto nadie está diciendo nada, vendrá “Colpensiones” y mucho me temo que se avecinan grandes males para pensionados a los que por  la incompetencia de funcionarios que no tienen ni en donde trabajar, como lo podemos ver en las oficinas del ISS, y más peor aún, no tienen deseos de prestar un servicio honesto y responsable.
No nos extrañe que la nueva entidad, cometa enormes errores durante el empalme y muchos quedemos ganando un salario mínimos de un día para otro, ó que a los que nos  consignan en un banco x, lo envíen para otro y mientras lo aclaran pasemos angustias.
Por todo esto, la problemática de los pensionados tiene que ser tratada con mucha delicadeza, con atención y sin la pasividad que los pensionados hemos tenido durante mucho  tiempo en que creemos, que “papa estado”, siempre estará ahí para pagarnos.
Es hora de cómo los dijo el amigo Juan José Orrego, nos declaremos  como los estudiantes colombianos que tumbaron la ley 30 sin  tirar mucha piedra, ó  los manifestantes de  Wall Street y de muchas Ciudades de Europa: “INDIGNADOS”   y nos vamos asociando, no en instituciones caducas y que solo trabajan para ellos, lejos de las centrales obreras que no se manifiestan a favor de nosotros, sino a través de las redes sociales  con argumentos más de fondo y llegar a formar un movimiento que tenga poder de presión sobre los políticos y podamos cambiar  las condiciones indignidad que sufren los pensionados.
 Humberto Machado Pérez

lunes, 26 de diciembre de 2011

Pensionados de Colombia!, declarémonos indignados... ¡Actuemos!

 Pensionados de Colombia!, declarémonos indignados... ¡Actuemos!
  
¡Pensionados de Colombia!, declarémonos en un grupo de indignados, y siguiendo el ejemplar actuar de los estudiantes, iniciemos nuestra batalla para lograr que la Corte Constitucional, el Senado, los Congresistas y el Gobierno Nacional  pongan atención a nuestras justas peticiones que desde hace muchos meses  venimos solicitando mediante derechos de petición y acciones de tutela sin ser escuchados.

Invitamos a todos los trabajadores activos de Colombia para que se unan a nuestro movimiento  porque, si no se modifican las actuales leyes inconstitucionales, ustedes también se verán afectados según su edad actual, en el corto, mediano o largo plazo.

Con las frecuentes modificaciones a la Sagrada Constitución Política de Colombia y sin tenernos en cuenta para concertar, se han producido varios actos legislativos que, de un sólo tajo y sin conceder un tiempo gradual de transición para comenzar a regir, de manera que no afectara a quienes por lo menos ya teníamos derechos adquiridos,  mutilaron algunos beneficios que con el mínimo número de semanas cotizadas  exigidas durantes las anteriores leyes pensionales y cumplidas durante más de 20 años, se constituyeron en derechos previamente adquiridos. Con estos actos legislativos se irrespetó flagrantemente la Constitución Política de Colombia según la cual, por ninguna circunstancia, ningún ciudadano colombiano podrá perder, jamás, sus derechos previamente adquiridos por la modificación o expedición de una ley posterior. Es tan abyecto y desigual el acto legislativo 1 de 2005 que a la vigencia para que las altas pensiones (la mayoría de congresistas) no superaran los 25 salarios mínimos legales, sí concedió una transición de 5 años, más no así para la eliminación de la mesada 14 cuando el valor de la pensión supere los tres salarios mínimos legales anuales vigentes.  No obstante los adefesios del acto legislativo 1 de 2005, se debe interpretar que los derechos y beneficios se adquieren con el cumplimiento del número mínimo de semanas cotizadas, porque la edad, que no depende de la voluntad del individuo, es sólo un requisito para cobrarlos.  ¿Dónde quedó la garantía de la seguridad jurídica que estipula claramente la Carta Magna?

 ¡Absurdo, desigual,  irrespetuoso, irresponsable y violatorio de los derechos fundamentales en grado sumo, por parte de los legisladores que para éllos, que sí tienen expectativas de altísimas pensiones,  "acomodaron" a su favor  la vigencia del citado acto legislativo.  Han sido tan inmorales los legisladores que en varias de sus decisiones expidieron normas muy especiales en su propio beneficio, tales como que los senadores, congresistas y altos funcionarios del gobierno se logran pensionar sin cumplir con el mínimo exigido de semanas cotizadas y peor aún, con el último salario devengado, mientras que los trabajadores del común nos pensionamos con el promedio salarial de los últimos 10 años.  ¡Supremamente injusta esta desigualdad!

También se nos vulnera el derecho a la igualdad con relación a los trabajadores activos,  porque:

1) El incremento anual de nuestras pensiones se hace con el porcentaje del índice de precios al consumidor (IPC) que generalmente es más bajo que el porcentaje con el cual se autoriza el incremento del salario mínimo, contraviniendo la misma ley 100 de 1993 que en una parte de su artículo 14 textualmente dice: "con el objeto de que las pensiones de vejez o jubilación, de invalidez y de sustitución o sobrevivientes, mantengan su poder adquisitivo constante se reajustarán anualmente de oficio, el 1o. de Enero de cada año según la variación porcentual del índice de precios al consumidor, certificado por el Dane para el año inmediatamente anterior..."
Si el objetivo primordial de la ley es que las pensiones mantengan su poder adquisitivo constante;  ¿cómo es posible mantener constante el poder adquisitivo de las mesadas pensionales si generalmente el IPC es inferior al porcentaje del incremento del salario mínimo? Luego se está violando el objetivo primordial de la ley, porque cada año el valor de las mesadas pensionales se va rezagando con relación al salario mínimo.

2) Como empleados que éramos aportábamos el 4% para salud y pensión, porque el restante 8% lo aportaban los empleadores, y ahora que somos pensionados se nos descuenta de nuestras mesadas el 12% para salud, es decir, estamos aportando como pensionados y como empleadores, lo que disminuye ostensiblemente el valor de las de por sí devaluadas pensiones liquidadas con el promedio salarial de los últimos 10 años.

3) También es absurdo e ilegal que en algunos casos se aplican descuentos tributarios y que los bancos a través de los cuales se pagan las mesadas pensionales estén autorizados para hacer descuentos del cuatro por mil y cuotas de manejo.

La presunta debilidad en la estabilidad financiera del sistema general de pensiones que aduce el gobierno en sus actos legislativos,  no es responsabilidad de los pensionados del común que cumplidamente hicimos nuestros aportes legales,  sino a las altísimas y desproporcionadas pensiones de senadores, congresistas, magistrados de las altas cortes y otros muchos altos funcionarios del gobierno que se adjudicaron pensiones en condiciones fueras del sistema general de pensiones y además, por la gravísima y exagerada corrupción reinante en el Estado Colombiano. ¡Que respondan los culpables!

Por este medio de internet ya estamos agrupados más de 350 pensionados  y estamos conformando un directorio  para comunicarnos  y dar inicio formal a nuestro grupo de indignados para que se nos restituyan los derechos y beneficios adquiridos vulnerados.  En archivo adjunto les hago llegar el directorio que hemos iniciado e invitamos a todos los pensionados y trabajadores activos de Colombia para que se incluyan, para lo cual deben enviar al Dr. Alvaro Fiorillo a su email: fiorillo.alvaro@gmail.com los siguientes datos personales: nombre completo, profesión u ocupación, dirección,  ciudad o población de radicación, teléfonos y dirección electrónica (email)

Hagamos eco por este medio reenviando esta solicitud a todos nuestros contactos en general, a las altas esferas del gobierno nacional  y a través de todas las redes sociales para convenir y convocarnos próximamente y comenzar cuanto antes, nuestro movimiento de indignados como está sucediendo en varios países y con el ejemplarizante caso de los estudiantes colombianos a quienes también pedimos que se unan a nuestra causa porque con el correr de los años, también serán pensionados. 

Es la única forma de lograr que se nos escuche.

Antonio Guihur Porto
Email: aguihur@gmail.com
Barranquilla

Pensionados “pordebajeados”

 Pensionados “pordebajeados”. 

 

Por Rubén Darío Barrientos G., rdbarrientos@une.net.co

 

Estaba releyendo la prensa de ayer, y me topé en El Tiempo (página 6), con un titular: “A sanción, ley contra la discriminación salarial”. Y en el encabezamiento advertí: “Todos los trabajadores y trabajadoras son iguales ante la ley, tienen la misma protección y garantías; en consecuencia, queda abolido cualquier tipo de distinción por razón del carácter intelectual o material de la labor; su forma o retribución, el género o sexo”. En efecto, ese es uno de los diez artículos del proyecto de ley contra la discriminación salarial que fue aprobado por el Congreso y que pasó a sanción presidencial.

Dos cosas se me vinieron a la mente: la primera, que sigue la frustración para el maestro Gabriel Escobar Gaviria (Abel Méndez o Sófocles, el de las sabias y leídas columnas idiomáticas “Vista de Lince” y “Gazapera”) porque no cesa la aplicación viciosa del horrendo “lenguaje incluyente”.¿Por qué decir en el proyecto de ley, trabajadores y trabajadoras? Basta decir, !Trabajadores!. Escobar, nos da permanentes cátedras acerca de que no tenemos obligación de infringir el § 2.2 de la Nueva gramática de la lengua española, titulado «El género no marcado». Nada, pues, de colombianos y colombianas; niños y niñas; amigos y amigas. Simplemente: colombianos, niños y amigos.   

Y la segunda, es que es laudable que se trate de evitar la discriminación salarial, pero se omite que el país vive una discriminación infame: la de miles de pensionados. El tema es simple. Para los incrementos cada doce meses de las mesadas pensionales, se enfilan dos grupos: los que perciben un salario mínimo y los que están por encima de éste. Los primeros, modifican el monto en un porcentaje equivalente al incremento del salario mínimo que divulga el gobierno y que este año fue concertado (5.8%). Y los segundos, modifican es el ingreso con base en el IPC, que es muy diferente. Para esta ocasión, se proyecta un 3.5%, lo que deja a este grupo más de dos puntos por debajo del otro.

Y es más lamentable la situación (y más cruel la realidad de tantísimos pensionados, que no tienen eco en la opinión pública), que con un ejemplo ilustramos el hecho de afectación: un pensionado que reciba una pensión de salario mínimo, finaliza este diciembre con un valor percibido de $ 535.600. Y, supóngase, un pensionado que esté un tris por encimita: $ 550.000. La diferencia entre ambos arroja un valor de $ 14.400 y porcentualmente es del 2,68%. Pero para el 2012, el cuento será a otro precio. Veamos: el que recogía una mesada de $ 535.600 pasará a $ 566.700. Y el que viene recibiendo $ 550.000, con la proyección que se hace por los expertos, podría estar por el orden de $ 569.250. Veamos ya las nuevas diferencias finales: un valor –entre ambas- de $ 2.550 y un porcentaje del 0,44%.

Con un ejercicio cualquiera, como éstos, se da uno cuenta que hay una fatal discriminación, ya no salarial (que el proyecto de ley busca borrar), sino pensional. Y más grave aún su sustrato, porque es sabido y requetesabido que el IPC es un porcentaje que, además de estar por fuera de la realidad económica del país, cada año se sitúa por debajo del incremento del salario mínimo. No hay, pues, derecho a la igualdad ni principio de favorabilidad para los pensionados. ¿No habrá un congresista que se apiade de ellos? ¿No habrá nadie que piense, que un proyecto de ley que incluya un incremento para todos los pensionados igual al cambio porcentual del salario mínimo, sea apenas justo? ¿Es equitativo, rebajarle a los pensionados su calidad de vida, la de su familia y generarle rezago económico? Eso es lo que se llama estar “pordebajeados”. Ni más ni menos.

SALARIO, PRECIO Y GANANCIA.

SALARIO, PRECIO Y GANANCIA.
Los dirigentes de las centrales obreras están de plácemes con los acuerdos realizados con el gobierno y los representantes de los gremios empresariales, particularmente en torno al denominado incremento del salario mínimo, que en nada contribuirá a mejorar el nivel de vida de los trabajadores asalariados.
Entre tanto algunos políticos y economistas liberales han salido a ponderar los acuerdos de marras en el entendido de que con el incremento salarial los trabajadores recuperarán su capacidad de compra, lo cual no deja de ser más que una ficción en la medida en que el nuevo salario mínimo continúa estando muy por debajo del valor real de la fuerza de trabajo, determinada por el valor de los medios de subsistencia del trabajador y su familia, tasados en una suma que sobrepasa significativamente el valor del salario aprobado para el 2012 equivalente a quinientos sesenta y seis pesos mensuales.
El hecho real es que el incremento del salario mínimo no pasó de un poco más de dos puntos porcentuales, en tanto que el ajuste salarial al índice de inflación fue de aproximadamente 3.5% para un total de 5.8%
La diferencia entre el salario actual de quinientos treinta y cinco mil cien pesos mensuales y el aprobado de quinientos sesenta y seis mil setecientos pesos es de $31.100 pesos mensuales, que para el caso no representa un aumento significativo del salario mínimo para los trabajadores.
No sobra agregar que el incremento del salario mínimo se diluye en medio del aumento creciente de los precios de los bienes y servicios esenciales, lo cual le da un carácter irrisorio al incremento salarial.
Así las cosas, está claro que el precio que se paga por la venta de la fuerza de trabajo a los dueños del capital es pírrico, no obstante que aquella constituye la base de la creación de la riqueza social y de las propias ganancias de empresarios, comerciantes y banqueros.
Con dicho acuerdo se formalizó una vez más la política neoliberal del gobierno del presidente Santos que durante el período del presidente Uribe le arrebató a los trabajadores buena parte de sus ingresos para entregárselos a los empresarios, al tiempo que se incrementó la explotación del trabajo de cientos de miles de trabajadores que pasaron a la informalidad y al desempleo.
En este momento es necesario reivindicar el derecho constitucional al trabajo digno y estable en contra de la pretensión de reducir el salario y las pensiones y el derecho a gozar de una remuneración proporcional a la cantidad y calidad del trabajo además de las garantías económicas y sociales conquistadas con la lucha social y política por los trabajadores.
Cali, Diciembre 21 de 2011
LUZ BETTY JIMENEZ DE BORRERO                 PABLO A. BORRERO V.
VEEDORES CIUDADANOS
VEEDURIA CIUDADANA POR LA DEMOCRACIA Y LA CONVIVENCIA SOCIAL

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Colpensiones toma a pensionados del Seguro Social

Desjudicializar las relaciones con los 'clientes' es el reto.
En abril del 2012, el negocio de pensiones del Seguro Social, el único que le queda después de haberse retirado del de salud y del de riesgos profesionales, comenzará a ser administrado por Colpensiones, que concentrará todo el manejo del régimen de pensiones de prima media.

Aunque la idea inicial fue que Colpensiones comenzara sin problemas en la información de historias laborales de los afiliados a las entidades que reemplazará, recientemente se decidió que empezará operaciones con la información que hay y seguirá afinando esa operación.
El anuncio lo hizo el presidente de la entidad estatal, creada en julio del 2007, Pedro Nel Ospina, en el cargo desde marzo pasado, quien precisó que desde abril próximo Colpensiones recibirá las cotizaciones de los trabajadores y empleadores y resolverá las inquietudes de los afiliados sobre sus historias laborales.

Asimismo, dijo que autorizará las pensiones a que haya lugar, devolverá los aportes de los afiliados cuando corresponda, seguirá pagándoles a casi un millón de pensionados del régimen de prima media y, en fin, adelantará todas las tareas en ese frente.

Ni afiliados (más de 4,2 millones) ni pensionados deben albergar preocupación alguna, señaló el directivo, porque los recursos para el pago de las mesadas están garantizados por la Nación.

El año entrante, agregó, el régimen de prima media va a pagar alrededor de 15 billones de pesos; una parte importante corresponde a los aportes que hacen los vinculados actuales, alrededor de 1,8 millones, y a los dineros que le entregan los fondos privados de pensiones por los afiliados que se pasan a prima media.

A los trabajadores afiliados al Seguro Social, Ospina dijo que la nueva entidad está comprometida a darles una respuesta mucho más ágil y oportuna a sus necesidades.

"El gran reto que tenemos en Colpensiones es desjudicializar las relaciones con sus 'clientes', pues hay un cúmulo muy fuerte de tutelas, de derechos de petición", aseguró el funcionario.


http://www.eltiempo.com/economia/negocios/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-10919238.html

sábado, 17 de diciembre de 2011

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO.....

UNA FELIZ .......NAVIDAD Y UN PROSPERO AÑO NUEVO A TODOS MIS AMIGOS Y QUE EL AÑO 2012,  ESTE  LLENO DE MUCHA ALEGRIA, BIENESTAR Y PAZ EN NUESTROS HOGARES,

LES DESEAN CON TODO EL ENTUSIASMO DE LA VIDA,

JUAN JOSÉ ORREGO LÓPEZ  y  http://www.jujogol.blogspot.com/

QUE TAL " ESTA PERLITA "

El Consejo de Estado aclaró que Javier Gutiérrez tiene una jubilación extralegal de ISA y un sueldo de la petrolera, por lo que “deberá escoger cual de las dos asignaciones recibirá”. En respuesta a una solicitud realizada por el Ministerio de Minas y Energía, la Sala de Consultas del Consejo de Estado consideró que el actual presidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez no puede recibir una doble asignación salarial mensual.El alto tribunal consideró que debido a la pensión de jubilación extralegal proporcionada por la empresa de energía eléctrica ISA al presidente de Ecopetrol, este deberá “escoger una de las dos" sueldos.Esta determinación se tomó basándose en las prohibiciones consagradas en el artículo 128 de la Constitución Política de Colombia en la cual se advierte que “nadie podrá desempeñar simultáneamente más de un empleo público ni recibir más de una asignación que provenga del tesoro público, o de empresas o de instituciones en las que tenga parte mayoritaria el Estado, salvo los casos expresamente determinados por la ley”.Para el Consejo de Estado esta prohibición queda determinada por el origen de los recursos de carácter público con el que se cubren las dos asignaciones, precisando que en el caso de Ecopetrol los recursos son totalmente públicos, mientras que para ISA son maoyoritariamente públicos.Agrega el tribunal de lo contencioso y adminisrativo el hecho de ser jubilado de ISA, no inhabilita a Javier Gutiérrez, para ejercer como presidente de Ecopetrol, y lo deja en libertad en continuar en el servicio público o retirarse a disfrutar de su pensión,respondiendo así a otro de los cuestionamientos hechos por el Ministerio de Minas. Finalmente se señala que el presidente de la petrolera, deberá escoger cuál de las dos asignaciones quiere recibir, si Javier Gutiérrez escoge quedarse como máximo dirigente de Ecopetrol, entonces tendrá que renunciar a las mesadas pensiónales de ISA, hasta el día en que deje el cargo como alto ejecutivo de la petrolera.Más tarde, voceros de Ecopetrol aclararon que el presidente de la compañía ya había renunciado a la pensión de ISA y en estos momentos solamente recibe el salario de la empresa de petróleos.·      http://www.elespectador.com.co/noticias/judicial/articulo-305533-presidente-de-ecopetrol-no-puede-recibir-doble-sueldo

Un escándalo pensional en tres actos

Acto I
El portal de KIEN&KE puso al descubierto la millonaria pensión del jurista  José Gregorio Hernández: El ex magistrado de la Corte Constitucional José Gregorio Hernández empezó a recibir una pensión de 17 millones de pesos mensuales, a la cual tiene derecho, pero a los 55 años y no a los 50. El Consejo de Estado, en sentencia de Víctor Hernando Alvarado, revocó un fallo del Tribunal de Cundinamarca y le concedió el derecho a los 50 años, extralimitándose frente a lo que dispone la Ley. Así lo dejaron explicito los magistrados Gerardo Arenas y Bertha Lucía Ramírez, quienes salvaron su voto en la decisión. La norma establece que para tener derecho a pensión a los 50 años, el ex magistrado debía contar con 15 años de servicio a la entrada en vigencia de la Ley 33 de 1985. Sin embargo, para esa fecha Hernández sólo contaba con diez.
 La mayoría de colombianos deben esperar hasta cumplir los 60 años, pero el régimen de excepciones favoreció a Hernández. A quienes conocen el caso les ha llamado la atención el tiempo récord con el cual la Caja Nacional de Previsión Social (Cajanal) cumplió con el fallo y le liquidó al ex magistrado el retroactivo que supera los 1.500 millones de pesos. La entidad lo incluyó de inmediato en la nómina, incumpliendo el orden secuencial del listado de reconocimiento de su pensión. Las fuentes han advertido que esta celeridad en el  trámite fue apoyada por el abogado y ex viceministro Guillermo Reyes, miembro del partido Conservador,  quien además fue magistrado auxiliar de José Gregorio Hernández en la Corte Constitucional y es el actual asesor de Jairo Cortés, liquidador de Cajanal. Cajanal y su gerente liquidador, Jairo Cortés, le reconocieron la retroactividad a Hernández, quien combina su rol de pensionado con el de columnista de Caracol Radio, comentarista de Melodía Estéreo y colaborador del portal Razón Pública. Sus incursiones en política han resultados fallidas, primero al lanzarse como fórmula vicepresidencial de Horacio Serpa y luego cuando fue precandidato a la presidencia por el Partido Conservador.
 Acto II
 La siguiente es la respuesta del ex magistrado José Gregorio Hernández a la periodista María Elvira Bonilla  sobre las irregularidades en la aprobación de su multimillonaria pensión: Con todo aprecio, y sin ánimo de polemizar, me permito hacer referencia a la nota de ese medio en lo relativo a mi pensión de jubilación. Muy respetuosamente, estimo indispensables varias precisiones:  - Estamos ante un fallo definitivo, en segunda instancia, del Consejo de Estado, no dictado por un solo Magistrado sino por la Sección correspondiente, después de un largo proceso iniciado hace seis años. Cajanal está obligada a cumplirlo, y la verdad es que sólo hasta ahora creo que se dispone a cumplirlo, tras más de un año de proferida la Sentencia. De modo que no se puede hablar de tiempo récord ni de preferencia alguna, y debe tenerse en cuenta que se trata de cumplir una Sentencia en firme y ejecutoriada. Un dato: hasta este momento no se me ha pagado por Cajanal ni un centavo, y ni siquiera conozco la liquidación que hayan efectuado. - El Magistrado Ponente, Dr. Víctor Hernando Alvarado, es un respetable jurista con el cual no tengo parentesco alguno, como se dijo en otros medios. Quien haya informado eso, lo ha informado mal y debe ser rectificado. - La Sentencia del Consejo de Estado hizo valer el derecho adquirido de una pensión, en cuanto se habían cumplido desde 2004 la totalidad de los requisitos previstos para el efecto en el régimen especial que cobija a los congresistas y magistrados de las altas a corporaciones, a una de las cuales pertenecí, no por tres o cuatro meses, sino por nueve años. Y trabajé desde los catorce años de edad ininterrumpidamente, lo cual sigo haciendo a los 57.  - En cuanto a la edad -50 años para los hombres, 45 para las mujeres- era la establecida en ese régimen especial en el momento de adquirir el derecho, como puede verse en todos los otros casos de innumerables exmagistrados y excongresistas.  - Los regímenes pensionales especiales desaparecieron a partir del 31 de julio de 2010, en virtud del Acto Legislativo 1 de 2005, pero la misma norma estableció de manera perentoria: “En materia pensional se respetarán todos los derechos adquiridos”.  
Acto III
El abogado Antonio Guihur Porto, caracterizado vocero de los pensionados, le colgó esta réplica al documento del homónimo del encorbatado santo venezolano: 1) Que  su pensión es multimillonaria porque a él lo cobijaba el régimen especial para congresistas y magistrados de las altas cortes.  2) En la parte final de su respuesta dice textualmente: "Los regímenes pensiónales especiales desaparecieron a partir del 31 de Julio de 2010, en virtud del Acto Legislativo 1 de 2005, pero la misma norma estableció de manera perentoria: En materia pensional se respetarán los derechos adquiridos “Luego, en nombre de las agremiaciones de jubilados, le formula estas preguntas al multipensionado señor Hernández, A) ¿Por qué el acto legislativo número 1, expedido en Julio de 2005, sí concedió un plazo de transición de cinco años, es decir hasta el 31 de Julio de 2010,  para abolir los suculentos regímenes especiales?  B) ¿Por qué ese mismo acto legislativo, expedido en Julio de 2005, no concedió un plazo de transición para abolir la mesada 14 de quienes ya tenían el derecho pensional adquirido por haber cumplido con el mínimo número de semanas cotizadas  y que a muchos tan sólo les faltaban menos de 4 meses para cumplir la edad sino que, en cambio, las abolió desde la misma fecha en que entró a regir el injusto acto legislativo? Le piden que explique esta injusta y diferente decisión entre los especiales congresistas y magistrados de las altas cortes y los honestos trabajadores del común. Y le ruegan que consulte con quienes  legislaron en favor de los "honorables" especiales, pero en detrimento de trabajadores que han  cotizado por más de 30 ó 35 años antes de ese injusto, discriminador,  irrespetuoso y anticonstitucional acto legislativo número 1 de 2005.

Derecho a la igualdad en Pensiones, pero equitativas…

Derecho a  la igualdad en Pensiones, pero equitativas…

Un sistema pensional requiere solidaridad, justicia e igualdad, atributos que pueden resumirse en el concepto de equidad.

Se anuncia una próxima reforma pensional y al efecto se habla de una comisión tripartita, de gobierno, empleadores y sindicatos, que deberá hacer recomendaciones al presidente, de tal manera que en el segundo semestre de 2010 pueda presentarse el correspondiente proyecto.

En Colombia no existe un sistema pensional porque hay varios regímenes contradictorios. Sobresalen los que benefician desproporcionadamente a los más favorecidos: militares, altas cortes, congresistas. Las pensiones de las fuerzas armadas representan algo así como la mitad de los pagos de la Tesorería Nacional por ese concepto. Las de los magistrados no pesan mucho en el presupuesto, pero han convertido en millonarios a algunos centenares de personas, agraviando la justicia social. Lo mismo puede decirse de las jubilaciones para los congresistas.

La igualdad es fundamental si queremos un régimen democrático. Por desgracia, el poder de esos tres grupos privilegiados es aplastante. ¿Quién podrá imponer un sistema pensional igualitario, si además de los legisladores los magistrados están interesados en perpetuar sus exorbitantes privilegios?Vale la pena recordar que con ponencia de un magistrado de izquierda, el Dr. Carlos Gaviria, la Corte Constitucional consagró la inequidad pensional, negando que los topes jubilatorios del ISS se extendieran a todos los regímenes, como lo solicitaba con sobrada razón un ciudadano preocupado por el principio constitucional de la igualdad.

Còmo tocar a militares, jueces y legisladores es prácticamente imposible, con el fin de aminorar el desequilibrio presupuestal hay grupos de presión que proponen acudir a todos los expedientes para recortar las mesadas de los humildes: gravar las pensiones, eliminar el régimen de prima media, incrementar el número de semanas cotizadas y la edad para que se cotice toda la vida, de tal manera que la muerte llegue antes del disfrute…

El sistema pensional por capitalización es elitista y solamente debe aceptarse para las personas de muy alto ingreso. No olvidemos que para obtener por capitalización una pensión igual al salario mínimo se requiere consignar cada mes unos $150.000= durante 30 años, ahorro al alcance de de muy pocos. Lo que es justo para los grandes gerentes constituye la mayor injusticia para la gente sencilla, que además vive en un país de elevado desempleo estructural y creciente precariedad laboral.

Por tanto, hay apremiantes recomendaciones para que se autoricen jubilaciones por capitalización inferiores al salario mínimo, porque la mayoría apenas puede cotizar para pensiones hacia los $60.000= mensuales.

Desde luego, un sistema universal de pensiones exige un enorme esfuerzo fiscal, que sólo puede ser atendido por un Estado que disponga de tributación justa y progresiva. Los economistas neoliberales aman los bancos y odian a los pensionados tanto como a los impuestos, lo que hace temer que la mayoría de la comisión no tenga en cuenta los dictados de la justicia y la equidad en sus conclusiones.

Como seguramente habrá que seguir tocando estos temas, me limito a señalar que un país sin pensiones condena a los viejos a la indigencia y la mendicidad.

José Alvear Sanín

Temores Pensiónales:

Temores Pensiónales:
Apreciados pensionados: Creo que la unidad es el camino correcto para obtener las conquistas sociales y económicas que por tantos años nos han venido pisoteando y menoscabando a nosotros los pensionados de Colombia.

Existe la amarga experiencia de muchas luchas sociales que han costado sudor y hasta sangre y, que al final son capitalizados por políticos totalmente ajenos a esas luchas.
El episodio mas repugnante, en mi concepto, sucedió recientemente cuando la heroica gesta de los estudiantes ya culminaba con éxito gracias a la beligerancia y unidad estudiantil, que hicieron posible que el gobierno retirara el proyecto de ley 30, culminara, repito, en la multitudinaria manifestación de Bogotá y que en un acto del mas reprochable oportunismo  la señora PIEDAD ESNEDA CÓRDOBA RUIZ, ex senadora de Colombia,    intentó aparecer como solidaria con ese movimiento, solidaridad que nunca antes demostró ni cuando estuvo en el Congreso, ni tampoco antes de la manifestación a que hago referencia.

Sería conveniente revisar en los anales del congreso cual o cuales Senadores o Representantes han propuesto algo que beneficie a los jubilados o pensionados.

Es más, con el consentimiento de  los congresistas, los gobiernos eliminaron los recargos nocturnos, parte del pago por domingos laborados, recorte del pago de horas extras, la retroactividad de las cesantías; han sido permisivos en el crecimiento de las explotadoras cooperativas de trabajo el sistema mas colonialista a que se somete a los trabajadores.

Por ello, con ánimo desprevenido en contra de uno u otro partido, hago esta reflexión para que se tenga en cuenta y no vengan políticos oportunistas a aprovechar cuando la mesa ya está servida.
Es muy probable que en las diversas convocatorias que están haciendo en diferentes ciudades, la próxima aquí en Cali, algunos políticos aprovechen un escenario en que no han ayudado a concientizar para unificarlo, pero si quieran cautivar votos para las próximas elecciones.

Les recuerdo que las épocas de ANTONIO BARBERENA aquí en Cali que iba de la mano en las protestas populares y las de otros líderes en otras regiones del país ya no se dan Termino pidiendo un favor a mis amigos y posibles contradictores: Sus comentarios  a esta reflexión espero la hagan con altura y acorde a su nivel académico.

Cordialmente:

HÉCTOR PALACIOS IRAGORRI

lunes, 12 de diciembre de 2011

Presidenta de Asobancaria

María Mercedes Cuéllar, Presidente de Asobancaria, salió a revirar en Caracol Radio porque el Ministro de Hacienda se atrevió a criticar las tarifas abusivas que los bancos cobran a sus clientes por el uso de cajeros automáticos, tarjetas débito y crédito.Dice la doctora Cuellar que no entiende por qué la gente se queja, ni por qué el Gobierno vigila más al sistema financiero que a otros negocios. Cita como ejemplo a los productores de papa. Ella se pregunta por qué el Gobierno interfiere y vigila las tarifas de los servicios bancarios y no hace lo mismo con el precio de la papa.Aunque la experta es ella, voy a intentar explicarle a la Presidente de Asobancaria en donde puede estar la diferencia.En primer lugar, creo que el Gobierno se preocupa y está más atento a lo que hacen los bancos porque ellos trabajan con nuestra plata, la de ahorradores y cuenta habientes, y no con la suya. Los paperos trabajan con la de ellos.En segundo lugar, porque cuando un papero se quiebra pierde su plata. Aún no se ha sabido de gobiernos que hayan tenido que imponerle un impuesto especial a los consumidores de papas a la francesa para sacar de la quiebra a los cultivadores del tubérculo.Cuando un banquero se quiebra en cambio, las pérdidas las debemos asumir todos los ciudadanos así no hayamos tenido nada que ver en la quiebra.
Inclusive quienes ni siquiera tienen una pinche cuenta de ahorros. Hasta nos ponen impuestos.Recordemos como, por qué y para qué empezó el 4 por mil. Creo que también debe influir el hecho de que cuando mejora la producción de papa, los paperos nos rebajan el precio del bulto, mientras cuando los banqueros aumentan sus ganancias, apenas se limitan a presumir del aumento de su riqueza por la prensa. Ni siquiera se les ocurre darnos las gracias por dejarlos que hagan con nuestra plata lo que les da la gana.No existen listas negras de excomelones de papas fritas. Abundan las listas negras de deudores morosos. Los paperos no llaman a media noche a embutirnos una papa salada. Los bancos llaman el domingo por la mañana a obligarnos a recibir una nueva tarjeta de crédito.Finalmente, doctora Maria Mercedes, los paperos no nos cobran por el uso del costal, el canasto o el sartén. Los banqueros, en cambio, nos cobran por las chequeras, las tarjetas y los cajeros. Debe ser por eso que el Gobierno se preocupa. Y debería preocuparse más.Debe ser por cosas como esas que detestamos a los banqueros, mientras adoramos a los paperos.